Monterrey City Magazine

Bomberos de Nuevo León – A prueba de fuego

Con el simple hecho de exponer sus vidas para contener un incendio, los elementos que integran a la corporación merecen reconocimiento y apoyo total de la sociedad. Los recursos para la operación son escasos, pero no así su espíritu y vocación de servicio

0

Desde hace más de 110 años, Bomberos de Nuevo León trabaja por ser un cuerpo digno para el estado, de la metrópoli, y con la plena capacidad para atender cualquier situación crítica, en el menor tiempo posible.

Equipamiento, infraestructura y tecnología de punta en sus operaciones, son un factor clave para cumplir con las expectativas, la exigencia y la demanda de la ciudadanía.

Es un hecho de que la corporación requiere crecer, pero sobretodo, reactivar las estaciones que se han cerrado hasta el momento, porque se convierte en un factor crítico para su futuro.

ESTACIONES

La posibilidad de que el cuerpo de Bomberos atienda una emergencia en la zona rural del estado es muy limitada. El crecimiento de la metrópoli no ha ido a la par de la corporación en este tipo de servicios, ya que, municipios que anteriormente se consideraban fuera del área metropolitana, hoy ya se integraron a la mancha urbana con una cantidad considerable de fraccionamientos y parques industriales.

Lo más preocupante es que mientras se registra este crecimiento urbano, la corporación se mantiene prácticamente con la misma cantidad de elementos y estaciones, inclusive menos de las que se tenían antes del cierre de algunas de ellas. Aunado a ello, los distintos municipios pocas veces consideran este rubro dentro de las prioridades de su administración.

CAPACITACIÓN

Desde el 2019, el Patronato de Bomberos de Nuevo León cuenta con la Academia Básica de Formación de Bomberos, dirigida por elementos respaldados por una amplia experiencia y diversas certificaciones.

Por la contingencia sanitaria del COVID-19, muchas de las capacitaciones se pausaron, sin embargo, con la reactivación se reanudaron con el fin de mantener y reafirmar los conocimientos en cada uno de sus integrantes.

COMPROMISO TOTAL

Actualmente, la corporación cuenta con 144 elementos, divididos en tres turnos y 14 estaciones en el estado.

El factor más importante que se requiere para ingresar al cuerpo de bomberos es contar con un perfil de vocación y pasión por el servicio.

Además, se necesita que él o la persona interesada tenga la aspiración para lograr un desarrollo y crecimiento integral. Por eso, para ingresar se requiere contar como mínimo con estudios de Preparatoria, lo que le llevaría a despegar hacia una plataforma a nivel técnico o profesional.

Bomberos de Nuevo León no sólo atiende y sofoca emergencias por fuego, es una corporación que también busca enseñar y formar integralmente al ser humano a través de disciplina y valores, necesarios para poder permanecer dentro de la organización.

NIVELES DE EXCELENCIA

Alejandro Zúñiga Alarcón. Director de Operaciones de Bomberos de Nuevo León.

Los estándares de calidad con los que trabaja Bomberos son equiparables al de importantes ciudades, principalmente de Estados Unidos.

Desde hace poco más de un año, la corporación se apoya en la Asociación Mexicana de Jefes de Bomberos, con el fin de mejorar sus procesos y operaciones y posicionarse al nivel de entidades más cercanas del país vecino del norte como: Laredo, McAllen, Corpus Christi y San Antonio, Texas.

Uno de los avances actuales es una base de datos especializada para medir y cuantificar la calidad del servicio que prestan a la ciudadanía, especialmente después de una emergencia.

¿PREPARADOS ANTE EL CRECIMIENTO?

Al circular por algunas de las principales avenidas de Monterrey es posible apreciar el crecimiento exponencial de la ciudad, con los nuevos desarrollos verticales compuestos de oficinas y departamentos.

Esta tendencia arquitectónica presenta además nuevos escenarios ante una posible emergencia, y genera la pregunta de si Bomberos de Nuevo León cuenta con los elementos, infraestructura y equipamiento para enfrentar una contingencia.

En este tipo de obras, y considerando las posibles complicaciones por la altura, se prioriza la seguridad de las personas con un sólido plan de prevención.

Los incendios en los grandes edificios o los rascacielos se combaten de adentro hacia afuera. Los mismos desarrolladores e inversionistas están sujetos por ley a tener ciertos protocolos para enfrentar ese tipo de situaciones.

Dichos protocolos se deben cumplir de acuerdo con las leyes del Reglamento de Desarrollo Urbano y la Ley de Protección Civil, y no a las indicaciones de Bomberos, ya que estos no cuentan con las facultades legales para realizar una autorización o prohibición, por estar conformados como patronato.

APOYO PERMANENTE

La comunidad en general, la Iniciativa Privada y el Gobierno del Estado, juegan un papel primor-dial en la operación de Bomberos de Nuevo León.

Gracias a ellos, mes a mes se reciben aportaciones económicas que hacen posible la ardua y arriesgada labor de los elementos, quienes todos  los días exponen su vida por los demás.

Es importante considerar que Bomberos de Nuevo León está conformado por seres humanos entregados, apasionados y compro-metidos en ofrecer un servicio eficiente y de calidad a la comunidad. Su objetivo es estar a niveles de las capitales más importantes del mundo y destacar como una de las corporaciones de mayor espíritu humanitario.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Privacy & Cookies Policy
Show Buttons
Hide Buttons
WhatsApp chat