Monterrey City Magazine

Centro de capacitación continua C3 – Modelo ejemplar de entrenamiento

0

Durante muchos años, gran parte del trabajo de las autoridades policiales ha radicado en fortalecer la imagen del guardián del orden y empoderarlo en beneficio de la sociedad.

Por eso, la Academia de la Policía de Monterrey, bajo el mando de la Secretaría de Seguridad Pública y Vialidad del municipio, reforzó el programa de capacitación de los futuros elementos con un objetivo primordial: hacer del servicio policial una forma de vida para su bienestar, el de su familia y la sociedad. El beneficio que se obtiene es para la población, porque es la que finalmente recibirá el trato más adecuado por parte de los elementos.

“Nosotros no queremos policías ignoran-tes ni arbitrarios, sino una corporación cerca del ciudadano, que se sienta protegido y con la confianza para poder denunciar un crimen”, destaca Eduardo Sánchez Quiroz, Comisario General de la Secretaría de Seguridad Pública y Vialidad de Monterrey, en entrevista exclusiva con MONTERREY MAGAZINE.

“El apoyo y trato que van a recibir por parte del policía será sumamente profesional, y eso sube los estándares de los elementos a niveles que solamente se registran en países de Europa”.

Además de profesionalizar al sistema policiaco, la Secretaría de Seguridad ha reforzado todo el sistema de capacitación, lo que la ha convertido en ejemplo a nivel nacional, y en un modelo a replicar por corporaciones policiacas de otras entidades.

Esto fue atestiguado por el General Brigadier Filiberto Mondragón Polo, Jefe de la Sección Sexta y responsable de Educación y Doctrina Militar de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), tras un recorrido realizado reciente-mente por las instalaciones de la academia.

“Vinieron a observar cómo se capacitan a las y los oficiales de la Policía de Monterrey en diversos temas como: la función de Primer Respondiente para el momento en que sean llamados por la autoridad para ser parte de los Juicios Orales, los procedimientos al arribar a la escena del crimen, el embalaje de evidencia, el resguardo de la zona, y la no contaminación de la escena del crimen, entre otros”, comparte el Secretario.

En cuanto a las áreas de Investigación y Análisis, el mando policiaco comparte que la academia perfila también para integrarse a sus filas a estudiantes de Criminología y de Derecho.

“Es lograr en ellos un sentido de pertenencia y de apego a la institución, lo que se con-vierte a la vez en todo un reto para nosotros, porque somos consientes de que estamos formando oficiales de policía que le brinden seguridad a la sociedad del municipio”, afirma el Dr. Armando Estévez Gutiérrez, Director de la Academia de la Policía.

“En eso está basada la formación inicial, en convertir precisamente a un muchacho civil que tiene las ganas, convicción y actitud. So-lamente le hace falta la aptitud, y esa aquí nosotros se la proporcionamos”, asegura el directivo.

Una vez que termina la preparación académica, el elemento tiene la obligación de mantenerse actualizado y constantemente capacitado en te-mas relacionados a terminologías legales y adiestramiento físico. Esto se conoce como Servicio Profesional de Carrera.

“Tienen que regresar constantemente para realizar más acreditaciones y estar capacitados como lo demanda la sociedad”, comenta Estévez Gutiérrez.

“Además de la preparación académica, los elementos tienen oportunidad de formar parte de un programa de ascensos y promoción, con una competencia leal y reñida, pero basada principalmente en el conocimiento superior”, asegura el director.

EL PILAR DEL APRENDIZAJE

El programa escolar de seis meses de la academia, está asentado en seis módulos, cada uno con duración de un mes.

Son 47 materias las que forman parte de la malla curricular, y que dan como resultado 972 horas en total.

“Por cuestiones de la pandemia los muchachos no están en el sistema de internamiento, por lo que llegan aquí a las 7:00 horas y se retiran a las 18:00 horas, de lunes a viernes, y los sábados desde las 7:00 horas hasta las 13:00 horas.

PREPARACIÓN DE PRIMER NIVEL Para ser una institución capacitadora y formadora de policías, la academia debe estar basada en 12 rubros que marca el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, dependiente del Gobierno Federal. “Estos rubros están perfectamente bien definidos, por eso contamos con aulas, comedor, pista de adiestramiento, auditorio, sala de cómputo, sala de juicios orales, y auditorio de escena del crimen.

“Pero hoy en día nosotros estamos sobre-pasados con diez más, es decir, tenemos 22 rubros. Actualmente esta academia está considerada como una de las mejores de todo México, al tener la certificación de los instructores del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional, es decir, policías enseñándoles a ser policías”, com-parte Estévez Gutiérrez, abogado y maestro en Criminología con especialidad en Seguridad.

El también Doctor en Criminología por la Universidad Autónoma de Nuevo León, afirma que el resultado de la preparación se ve reflejado justo cuando dejan las instalaciones y se adhieren al servicio profesional.

“En ese momento los policías tienen la obligación de continuar preparándose, y esta institución tiene como responsabilidad el seguir alistando los temas de actualidad para todos los oficiales de la corporación.

‘SER POLICÍA, NO ES FÁCIL’

De niños, era muy común decir “cuando sea grande quiero ser policía”. Pero una vez llegado el momento, no es una decisión fácil de tomar, y más, por el proceso de reclutamiento que se realiza para los aspirantes.

Además de los 19 años cumplidos hasta los 35 como límite, se requieren estudios termina-dos de nivel medio superior y un grado de madurez suficiente para la responsabilidad a la que se enfrentarán.

“Es algo que se debe de ponderar, ya que el conocimiento, el nivel cognitivo y el IQ que debe de tener cada uno de ellos y ellas debe ser sobresaliente, ya que en muy poco tiempo deben aprender sobre Derechos Humanos, Justicia Cívica y todo lo relacionado al Sistema Penal por ser un primer respondiente, independientemente de las materias y las funciones del policía ya en operación.
“No estamos en posibilidades de solamente rellenar espacios. Queremos oficiales verdadera-mente entregados a una destacada carrera policial. Necesitamos convicción y actitud”, puntualiza Estévez Gutiérrez.

PASIÓN POR LA SEGURIDAD
Dirigir una institución que buscar dignificar la figura policiaca no es una tarea sencilla. Además de liderazgo y compromiso, se necesita una vocación clara para cambiar en positivo el rumbo de las cosas, y más, cuando se desarrolla durante 16 años en el Ejército Mexicano.

“Siempre tuve la intención de hacer algo porque a los policías ya no los señalaran con adjetivos calificativos despectivos.

“Con la reforma al artículo 21 constitucional del Sistema Penal, el 18 de junio del 2008, se dejó caer una losa muy pesada sobre los hombros de los policías al convertirlos en Primer Respondientes, lo que me motivó a estudiar la carrera de Derecho y una maestría en Criminología la Universidad Autónoma de Nuevo León, donde precisamente el título de la tesis fue la Investigación Policial en el Sistema Penal.

“Hoy en día estamos trabajando por quitar esos adjetivos calificativos despectivos de parte de la sociedad, y tratar de mostrarle que el Servicio Profesional de Carrera verdaderamente es muy importante en la sociedad.

“Algunos policías se han ganado de alguna manera ser criticados, sin embargo, se debe ponderar la profesionalización, y es lo que estamos haciendo en ésta academia, fomentar al máximo las habilidades y buenas prácticas de un policía”, concluye Estévez Gutiérrez.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Privacy & Cookies Policy
Show Buttons
Hide Buttons
WhatsApp chat